Barranquilla se nota

Los grandes siempre recomiendan: no hablar de sexo, religión ni política en público, si no quieres generar controversia. Así que no hablaré de ninguno de los tres, pero si de lo que estoy sintiendo en mi ciudad, mi hermosa Barranquilla, muy bien llamada “el mejor vividero del mundo”.

Estamos viviendo una etapa de “construcción de ciudad”. Desde la primera administración de nuestro actual alcalde, seguida por Elsa Noguera y ahora tomando nuevamente las riendas Char, Barranquilla está siendo renovada con proyectos que se ven de gran manera. Se nota el progreso, el crecimiento, el compromiso ciudadano y de la administración.

Es cierto que el camino es bastante largo y falta mucha tela por cortar, pero vamos por dónde es. Así lo siento yo, como una Barranquillera que ama su tierra y que ha vivido la mayor parte de su vida en ella.

La recuperación de la ciudad es una labor a resaltar porque SE NOTA. Que bonito es pasar por el antiguo San Andresito, cruzar la calle 84 en pleno aguacero sin tener que andar mirando pa´trás que no se nos venga el arroyo encima, llenarnos de centros de desarrollo infantil que cuidan de nuestro futuro que son los niños. Habría mucho que mencionar, pero no se trata de hacer un informe de gestión de nuestros últimos gobernantes, sino de exaltar lo que SE NOTA.

SE NOTA amor por nuestra ciudad, belleza en nuestra calles, niños divirtiéndose en los parques.

SE NOTA una administración fresca y cercana. Un alcalde que cuenta sin photoshop lo que hace cada día, comparte con su gente cuando se encuentra arboles de lluvia de oro tejiendo un techo en el barrio El Prado. Se siente real, se siente que esta alcaldía quiere hacer más y mejor por nuestra ciudad.

Es cierto que todo esto sube los índices de percepción del público y coloca nuestra Alcaldía entre las mejores del país. Es cierto que para la carrera política de los que actualmente están “empiñados”, esto va a ser muy positivo. Todo eso es cierto porque la gestión está esforzándose por ser buena y por mostrarse buena.

Aplaudo la arquitectura de marca que se ha construido; en el sector público es lo más difícil de lograr, que la gente crea en sus gobernantes. Somos más los que creemos, que los que no.

Mostrar, mostrar, mostrar. Hace que la gente vea , conozca y crea. Esto sumado a la creación, ejecución y entrega de proyectos que construyan ciudad, hace de ésta, una administración que suena bastante bien.

No se trata de política, se trata de resaltar las cosas buenas que pasan en mi Barranquilla.

Porque si SE NOTA!

Por Jessica L. Guerrero G.

 

Onda fit y saludable

“Entrenando duro” “almuercito sano” “comiendo rico y saludable” “mi mundo de delicias…y sanas que no es lo mismo” “mi reto es conmigo mismo” “training! Mi pasión le da calidad a mi vida”

…y mil ochocientos y más de éstos llenan las redes sociales de los famosos, blogueros, expertos, nutricionistas y deportistas de alto rendimiento. Pero ya no es su propiedad exclusiva!!!

Desde hace algún tiempo nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo, ex compañeros de colegio, la señora de la esquina y todo el que respira, ha sido tentado por la onda fit y saludable. Muchos han tenido cambios reales en su estilo de vida, mejorando su hábitos y manteniéndose mas sanos. Otros han hecho estos cambios parcialmente, situación que es igual de valiosa porque para cada quien su esfuerzo tiene valores diferentes. Y están los que han reinventado su imagen social a gente de la onda fit y saludable, aunque sea sólo de imagen.

Haciendo un recuento de las publicaciones recientes, creo q en su mayoría hemos posteado fotos:

  • En el gym, posando al espejo (apretando lo q sobra y sacando lo que falta)
  • En el gym, ejecutando el ejercicio (acompañada de vídeo es más cool)
  • Haciendo ejercicio al aire libre (estas son buenas porque demuestran resistencia física y creatividad, aunque realmente pudiste haber sacado al perro con tu pinta deportiva)
  • De shopper en una tienda de productos saludables (si la foto es con la bolsa de la compra en mano, es mas confiable)
  • Comiendo salmón con vegetales (es delicioso, pero cuando nos estamos tomando la sopa de mondongo no lo publicamos)
  • La del antes y el después (sin ayuda de photoshop se convierten en la mayor motivación del público)

Sólo son algunas de las publicaciones que llenan las redes sociales y que se convierten en todo un movimiento de personas procurando mejorar sus vidas. Sean ciertos o no estos impulsos, simplemente podemos ver que algo está pasando, algo queremos que pase y lo estamos proyectando.

La onda de estar en forma y procurar ser mas saludables, llegó para quedarse. Algunos aún se mantienen resistentes, pero como decía el sabio Wilfrido Vargas “te veré caer, te veré caer”.

Comer mejor, mas y mejor; Mejorar nuestros hábitos y dejar los malos (eso es duro, pero se puede); mover el cuerpo; hacer ejercicio y por último, mantener el equilibrio entre cuerpo, alma y sentimientos. De esto se trata la onda de estar en forma y saludable (healthy & fit), todo es beneficioso para nosotros.

La magnitud de esta tendencia ha llegado al punto de ser un alto indicador de ventas de un sinnúmero de productos. Funciona, vende, sus resultados son reales y es rentable…que más se puede pedir!!!

Así que el panorama se hace bien interesante. Un consumidor más consciente de su salud y bienestar, y unos fabricantes y distribuidores con oportunidades gigantes, para satisfacer la demanda y brindar a sus clientes lo que buscan, pero sobre todo lo que necesitan.

Sólo me queda decir que cada quien comparte lo que quiere o lo que le funciona, pero no quiere decir que sea igual para todos… así que “A escuchar el cuerpo, de eso se trata”.

 

JESSICA L. GUERRERO G.

Vivir experiencias

Vivimos en un mundo cambiante, en un constante movimiento. Diariamente nacen tendencias que nos exigen mantenernos actualizados y establecer parámetros propios que nos destaquen en el medio en que nos movemos. NO PODEMOS QUEDARNOS QUIETOS pero sí FIRMES en lo que queremos lograr.

En un mercado creciente, es necesario estar informados y saber aprovechar las diferentes oportunidades que se nos presentan en el camino. La efectividad tiene un impacto mayor porque requiere de conocimiento. El conocimiento unido a la creatividad nos lleva a generar resultados.

Los consumidores no requieren productos, desean VIVIR EXPERIENCIAS. Un ejemplo típico es el abanico de restaurantes que nos ofrecen el mismo tipo de comidas pero con la oportunidad de convertir la visita en una experiencia mas allá de lo culinario. En Quattro Pizzería y Cava, un restaurante de mi ciudad, pedir un plato de la carta llamado ¨Bistecca Famiglia¨, nos invita a degustar un corte de carne perfectamente preparado que nos recuerda la importancia de construir una familia con quien compartirlo y adicionalmente evoca las tradiciones italianas que potencializan la buena mesa. Volvería? Claro que sí. Llevaría personas a ese lugar? Claro que sí. Un buen nombre al plato, además de la atención de un personal respetuoso que te hace sentir importante, ambientación adecuada y sensación de querer quedarse a continuar la tarde con una botella de vino. De esto se trata VIVIR LA EXPERIENCIA.

Necesitamos hacer que nuestros clientes sientan que viven una experiencia que les genera recuerdos y ésto los acerca a nosotros, creando lazos que perduran y a la vez, generan más clientes.

Procuremos ofrecer experiencias agradables que identifiquen nuestro consumidor con nuestros productos o servicios. Poseer objetos no es tan valorado como poseer recuerdos. Todavía los pequeños detalles hacen grandes relaciones.

JESSICA L. GUERRERO G.

Normalización

La normalización es el resultado de otras evoluciones de la sociedad. Digamos que es la tendencia a la búsqueda del equilibrio.

Lo que hoy es «nuevo», mañana ya es «generalizado»y luego pasa a “olvidado”. Profundicemos más en estos tres términos.

“Nuevo” es lo que actualmente genera un impacto automático. Las personas buscan conocerlo y de ahí generar su propia opinión. Pueden ser fenómenos efímeros o crecientes en la sociedad, que al paso del tiempo se renuevan y nacen con algunos cambios. El objetivo en este punto es llegar con creatividad y fuerza.

“Generalizado” es lo que ya todos conocen y es de manejo general. Lo que ya se ha afianzado y es aceptado por una gran mayoría. A su vez, en este punto, esta tendencia ha podido crear una “antitendencia”, situación que muy al contrario de lo que podríamos pensar, se convierte en algo positivo porque siempre nos recordará sus principios. En este momento de la evolución es necesario recordar lo que nos llevó a este punto y mantener el concepto actualizado, bombardeando efectivamente el mercado para alargar su permanencia lo mayormente posible.

“Olvidado” es lo que fue determinante pero ya no lo es. No necesariamente es obsoleto, simplemente ya no tiene la misma repercusión y ha sido reemplazado por nuevas tendencias, aunque un pequeño porcentaje sigan considerándolo en sus posibilidades. Este lugar en el mercado es el que evitamos y por el que trabajamos constantemente para no llegar. Personalmente, considero que en la evolución constante, se puede evitar llegar a ser “Olvidado”, sin embargo, en el caso de llegar a serlo, puede convertirse en una oportunidad para concebir nuevos proyectos partiendo de la base que los llevó al éxito, modificando y renovándolos, así no necesariamente comenzamos de cero.

La “normalización” es el punto de equilibrio en el mercado. Procurar estrategias duraderas a mayor plazo. Enseñar al consumidor que el producto llegó para quedarse y ofrecerle seguridad y confianza.

En medio de tanto despliegue, un gran número de consumidores se sienten agotados y prefieren mantener su atención en productos que se sostengan vigentes. La vigencia la determina el buen proceso mercadológico que se le dé al mismo, manejando el medio impacto prolongado.

El boom publicitario impacta, pero la normalización otorga permanencia.

JESSICA L. GUERRERO G.