Onda fit y saludable

“Entrenando duro” “almuercito sano” “comiendo rico y saludable” “mi mundo de delicias…y sanas que no es lo mismo” “mi reto es conmigo mismo” “training! Mi pasión le da calidad a mi vida”

…y mil ochocientos y más de éstos llenan las redes sociales de los famosos, blogueros, expertos, nutricionistas y deportistas de alto rendimiento. Pero ya no es su propiedad exclusiva!!!

Desde hace algún tiempo nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo, ex compañeros de colegio, la señora de la esquina y todo el que respira, ha sido tentado por la onda fit y saludable. Muchos han tenido cambios reales en su estilo de vida, mejorando su hábitos y manteniéndose mas sanos. Otros han hecho estos cambios parcialmente, situación que es igual de valiosa porque para cada quien su esfuerzo tiene valores diferentes. Y están los que han reinventado su imagen social a gente de la onda fit y saludable, aunque sea sólo de imagen.

Haciendo un recuento de las publicaciones recientes, creo q en su mayoría hemos posteado fotos:

  • En el gym, posando al espejo (apretando lo q sobra y sacando lo que falta)
  • En el gym, ejecutando el ejercicio (acompañada de vídeo es más cool)
  • Haciendo ejercicio al aire libre (estas son buenas porque demuestran resistencia física y creatividad, aunque realmente pudiste haber sacado al perro con tu pinta deportiva)
  • De shopper en una tienda de productos saludables (si la foto es con la bolsa de la compra en mano, es mas confiable)
  • Comiendo salmón con vegetales (es delicioso, pero cuando nos estamos tomando la sopa de mondongo no lo publicamos)
  • La del antes y el después (sin ayuda de photoshop se convierten en la mayor motivación del público)

Sólo son algunas de las publicaciones que llenan las redes sociales y que se convierten en todo un movimiento de personas procurando mejorar sus vidas. Sean ciertos o no estos impulsos, simplemente podemos ver que algo está pasando, algo queremos que pase y lo estamos proyectando.

La onda de estar en forma y procurar ser mas saludables, llegó para quedarse. Algunos aún se mantienen resistentes, pero como decía el sabio Wilfrido Vargas “te veré caer, te veré caer”.

Comer mejor, mas y mejor; Mejorar nuestros hábitos y dejar los malos (eso es duro, pero se puede); mover el cuerpo; hacer ejercicio y por último, mantener el equilibrio entre cuerpo, alma y sentimientos. De esto se trata la onda de estar en forma y saludable (healthy & fit), todo es beneficioso para nosotros.

La magnitud de esta tendencia ha llegado al punto de ser un alto indicador de ventas de un sinnúmero de productos. Funciona, vende, sus resultados son reales y es rentable…que más se puede pedir!!!

Así que el panorama se hace bien interesante. Un consumidor más consciente de su salud y bienestar, y unos fabricantes y distribuidores con oportunidades gigantes, para satisfacer la demanda y brindar a sus clientes lo que buscan, pero sobre todo lo que necesitan.

Sólo me queda decir que cada quien comparte lo que quiere o lo que le funciona, pero no quiere decir que sea igual para todos… así que “A escuchar el cuerpo, de eso se trata”.

 

JESSICA L. GUERRERO G.