LA TAREA DE ELEGIR TU AGENCIA

Las empresas al momento de decidir con qué agencia van a trabajar en cuanto a comunicaciones se refiere, deben tener en cuenta puntos de mucha importancia que no se refieren precisamente al precio.

La relación cliente – agencia se convierte en una alianza en la que prevalece la confianza, ya que para desarrollar estrategias efectivas de comunicación es necesario conocer a fondo información interna de la empresa y sus procesos. Podríamos decir que las empresas permiten que “se les metan al rancho” para dar una nueva perspectiva del negocio.

La calidad de los servicios de una agencia de publicidad no se miden por la cantidad de premios que ésta haya recibido o por sus años de experiencia en el mercado.

Los premios destacan la creatividad pero no la efectividad de la misma, prevaleciendo la segunda sobre la primera. Siempre se busca como objeto de la operación que genere los resultados esperados.

En cuanto a la antigüedad, esto podría convertirse en un factor que dificulte la fácil adaptación a nuevas necesidades (cambios en los presupuestos, competencia) o tiempos de respuesta más largos por compromisos adquiridos con una larga lista de clientes. Entonces la rápida capacidad de adaptación a los nuevos lineamientos es lo que llamaría flexibilidad, fundamental para llegar oportunamente al mercado, independiente de los años que tenga la agencia en el medio.

Siempre me ha parecido importante conocer la esencia de los clientes para desarrollar estrategias que se basen en hechos reales. Acompañarlo a la acción, a sus visitas, sus puntos de venta, conocer su talento humano, así se logra un entendimiento certero que apunte a generar resultados. La agencia debe apasionarse por la marca, producto o servicio que representa.

 

Todos los caminos no conducen a Roma. Es muy importante que cada paso que se dé, construya posicionamiento. Con una orientación estratégica eficaz logramos tener claro el mensaje central y hacer que encaje en todo el desarrollo creativo a largo plazo para ejecutar una comunicación compacta en la que el cliente final tenga claridad al identificarlo con facilidad.

Siempre será mas provechoso ser un cliente importante, que reciba la atención adecuada cada vez que lo necesite y no entrar en categorías en la agencia de menor o mayor, que le resten prioridad a sus proyectos.

La agencia debe estar en capacidad de saber cómo aprovechar al máximo el presupuesto de comunicación. Esto será siempre un gran desafío pero demostrará la efectividad en sus estrategias.

Solo queda decir que para hacer una buena elección de una agencia publicitaria, es importante la comodidad que sientan en la relación ambas partes, abrir la mente para escuchar y opinar y ser flexibles en el proceso.

Aquí estamos para ustedes.

Por JESSICA L. GUERRERO G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *