Barranquilla se nota

Los grandes siempre recomiendan: no hablar de sexo, religión ni política en público, si no quieres generar controversia. Así que no hablaré de ninguno de los tres, pero si de lo que estoy sintiendo en mi ciudad, mi hermosa Barranquilla, muy bien llamada “el mejor vividero del mundo”.

Estamos viviendo una etapa de “construcción de ciudad”. Desde la primera administración de nuestro actual alcalde, seguida por Elsa Noguera y ahora tomando nuevamente las riendas Char, Barranquilla está siendo renovada con proyectos que se ven de gran manera. Se nota el progreso, el crecimiento, el compromiso ciudadano y de la administración.

Es cierto que el camino es bastante largo y falta mucha tela por cortar, pero vamos por dónde es. Así lo siento yo, como una Barranquillera que ama su tierra y que ha vivido la mayor parte de su vida en ella.

La recuperación de la ciudad es una labor a resaltar porque SE NOTA. Que bonito es pasar por el antiguo San Andresito, cruzar la calle 84 en pleno aguacero sin tener que andar mirando pa´trás que no se nos venga el arroyo encima, llenarnos de centros de desarrollo infantil que cuidan de nuestro futuro que son los niños. Habría mucho que mencionar, pero no se trata de hacer un informe de gestión de nuestros últimos gobernantes, sino de exaltar lo que SE NOTA.

SE NOTA amor por nuestra ciudad, belleza en nuestra calles, niños divirtiéndose en los parques.

SE NOTA una administración fresca y cercana. Un alcalde que cuenta sin photoshop lo que hace cada día, comparte con su gente cuando se encuentra arboles de lluvia de oro tejiendo un techo en el barrio El Prado. Se siente real, se siente que esta alcaldía quiere hacer más y mejor por nuestra ciudad.

Es cierto que todo esto sube los índices de percepción del público y coloca nuestra Alcaldía entre las mejores del país. Es cierto que para la carrera política de los que actualmente están “empiñados”, esto va a ser muy positivo. Todo eso es cierto porque la gestión está esforzándose por ser buena y por mostrarse buena.

Aplaudo la arquitectura de marca que se ha construido; en el sector público es lo más difícil de lograr, que la gente crea en sus gobernantes. Somos más los que creemos, que los que no.

Mostrar, mostrar, mostrar. Hace que la gente vea , conozca y crea. Esto sumado a la creación, ejecución y entrega de proyectos que construyan ciudad, hace de ésta, una administración que suena bastante bien.

No se trata de política, se trata de resaltar las cosas buenas que pasan en mi Barranquilla.

Porque si SE NOTA!

Por Jessica L. Guerrero G.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *